Ingeniería y consultoría ambiental, Estudios de impacto ambiental y Control de contaminación 

Medellín, Colombia: Carrera 43A N. 7 - 50, Of. 507, 508 y 513 Edificio Torre Financiera Dann

Teléfono (57- 4) 448 3170 - FAX: (57-4) 354 2366 

Bogotá: teléfono: (+57) 316 498 63 64 

comunicaciones@ambientalmente.com  -  contacto@ambientalmente

Please reload

Artículos Recientes

ACTUALIZACIÓN DEL MARCO GEOCÉNTRICO NACIONAL DE REFERENCIA MAGNA-SIRGAS

August 15, 2018

1/4
Please reload

Artículos Destacados

Colombia frente a la Cumbre del Cambio Climático COP21

February 2, 2016

Entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015, París es escenario de una nueva Cumbre sobre el Cambio Climático COP21, donde la comunidad internacional se reúne para alcanzar un nuevo acuerdo universal sobre este tema. El acuerdo de París tiene el potencial de impulsar a los países y comunidades a actuar simultáneamente trabajando hacia la reducción de las emisiones de carbono, mientras se adaptan a los impactos a largo plazo del cambio climático.

 

Esta conferencia se presenta como un momento crucial, planteada como “última oportunidad para la tierra”, porque debe desembocar en un acuerdo internacional sobre el clima que permita limitar el calentamiento global a un nivel por debajo de 2ºC; además,  porque es un acuerdo ambicioso y jurídicamente vinculante de aplicación a todos los países, y en donde se deben establecer unas contribuciones nacionales (meta % de reducción de emisiones = iNDC) que representen el esfuerzo que cada país considere poder realizar y que aplicarán a partir del año 2020. Adicionalmente, la financiación para la lucha contra el cambio climático es un componente indispensable para analizar en la cumbre y que se convierte en un determinante para que la meta de los países en vía de desarrollo sea viable.

 

Según la ONU, Colombia, es el tercer país del mundo más vulnerable al cambio climático. Su agricultura, sus ecosistemas, su seguridad alimentaria, sus fuentes de agua, sus ciudades van a enfrentar cambios críticos. Es tal vez por lo anterior, que la participación de Colombia ha sido protagonista durante el proceso de la Cumbre, lo que se evidencia en ser miembro del Grupo G77 y China, y de la Asociación Independiente de Latinoamérica y el Caribe (AILAC) junto con Chile, Costa Rica, Guatemala, Perú, Panamá y Paraguay, que es un bloque formal de negociación en el marco de la Convención. Colombia además es miembro del ‘Diálogo de Cartagena para la Acción Progresiva’, un grupo informal al que otorga una gran importancia pues es el único espacio estratégico de diálogo en el que países desarrollados y en desarrollo pueden intercambiar posiciones abiertamente en el marco de las negociaciones de cambio climático.

 

La meta planteada por Colombia, al 2030, es reducir en 20% sus emisiones de gases efecto invernadero; mientras que algunos de los países más contaminantes como China (60 – 65%), EE.UU. (mínimo 26%), India (35%), Rusia (25 – 30%) y Japón (26%), optaron por esos porcentajes; algunos de ellos no se alejan mucho de lo planteado por Colombia, a pesar de países desarrollados o con mayor grado de industrialización. Estas metas implicarán para los países más contaminantes aumentar sus inversiones en energías limpias.

 

Cabe resaltar, que Colombia tiene una inmensa reserva carbonífera y hoy en día la exportación de carbón representa para el país ingresos muy importantes, que lo han llevado a ser uno de los primeros productores de carbón de América Latina, décimo en el mundo y cuarto exportador a nivel mundial. Todo este carbón termina siendo utilizado en el mundo para la producción de energía;  sin embargo, no hemos sabido aprovechar este recurso suficientemente para nuestro beneficio, es decir, no le agregamos ningún valor.  Y con lo que viene sucediendo en estos meses, en donde la amenaza en la disminución de las reservas para generación hidroeléctrica es permanente, contar con una mayor capacidad termoeléctrica es fundamental.

 

Teniendo en cuenta que Colombia todavía está dentro de los países en desarrollo y es de los más vulnerables al cambio climático, debemos dejar muy claro que nuestro compromiso de reducción de emisiones, no debe estar ligado al no consumo de fuentes fósiles sino a las inversiones y transferencia tecnológica que nos hagan los países desarrollados, de manera que se nos permita el desarrollo, pero por supuesto, evitando el incremento de la contaminación.  Este es uno de los puntos en los que Colombia debe establecer estrategias fuertes de adaptación y mitigación al cambio, pues lo que se busca es un desarrollo sostenible, sin frenar el desarrollo económico del país.

Please reload

Follow Us