Ingeniería y consultoría ambiental, Estudios de impacto ambiental y Control de contaminación 

Medellín, Colombia: Carrera 43A N. 7 - 50, Of. 507, 508 y 513 Edificio Torre Financiera Dann

Teléfono (57- 4) 448 3170 - FAX: (57-4) 354 2366 

Bogotá: teléfono: (+57) 316 498 63 64 

comunicaciones@ambientalmente.com  -  contacto@ambientalmente

Please reload

Artículos Recientes

ACTUALIZACIÓN DEL MARCO GEOCÉNTRICO NACIONAL DE REFERENCIA MAGNA-SIRGAS

August 15, 2018

1/4
Please reload

Artículos Destacados

Proyecto de ley: “Requisitos ambientales para la construcción de vías terrestres en Colombia”

March 2, 2016

Es de gran importancia la infraestructura vial para el desarrollo económico del país y es por esto que actualmente el gobierno adelanta a toda marcha el programa de concesiones de Cuarta Generación. Sin embargo, no se puede desconocer los impactos ambientales que genera la construcción de una vía en un ecosistema: alteración de la biota, desestabilización de los suelos, alteración socioeconómica de los entornos; procesos migratorios inducidos por el cambio de valor de las tierras, cambios en los usos del suelo, alteración de los cauces y cursos de agua, entre otros.

 

Es por esto, que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expidió la Resolución 0751 de marzo 2015, por medio de la cual se fijan los términos de referencia para Estudios de Impacto Ambiental en Vías. Sin embargo, en el mes diciembre de 2015 se presentó ante la Cámara de Representantes el Proyecto de Ley número 187, mediante el cual se buscan establecer requisitos ambientales adicionales para la construcción de vías terrestres en todo el territorio nacional.

 

Los requisitos principales que plantea este nuevo proyecto de ley son los siguientes:

  • Todo proyecto vial terrestre de longitud mayor de 3 kilómetros, que en su recorrido fragmente ecosistemas terrestres, está en la obligación de incluir la localización y diseño de corredores ecológicos.

  • Todo proyecto vial terrestre que en su recorrido deba cruzar ríos y quebradas de caudal superior a 5 l/s, deberá estudiar alternativas de no intervenir el cauce natural y el análisis de esas alternativas deberá quedar consignado en los diseños definitivos y en EIA.

  • A partir de la vigencia de esta ley, el diseño de ninguna vía terrestre podrá afectar las zonas de recarga o el retiro de ronda de nacimientos de agua de caudal superior a1 l/s. Los EIA deberán dedicar un capítulo al análisis del cumplimiento de esta norma.

  • A partir de la vigencia de esta ley, los estudios hidrológicos e hidráulicos contemplados para las vías terrestres, deberán contener las obras necesarias para prevenir, mitigar, controlar y compensar los impactos y los respectivos presupuestos, los cuales se incluirán dentro del presupuesto de la obra total.

  • A partir de la vigencia de esta ley, los términos de referencia para los concursos de interventoría a las obras viales deberán incluir la obligación de contratar, dentro del equipo de interventoría, cuando menos un profesional idóneo, en representación de la comunidad, el cual tendrá entre sus funciones la vigilancia del cumplimiento de esta ley, así como del Plan de Manejo establecido en el Estudio de Impacto Ambiental.

Estos requisitos parecen lógicos; sin embargo, se deben analizar con detenimiento. Con relación al tema de corredores biológicos, es un tema que se debe abordar con criterios biológicos desde la caracterización de fauna y flora que se incluye en el Estudio de Impacto Ambiental, y plantearse como medida de manejo, estableciendo los corredores en territorios que todavía mantienen una parte de sus ecosistemas en buen estado de funcionamiento. Es claro que estos corredores no serán la solución a la fragmentación de un hábitat, pues no se puede asumir que garantizará la conectividad para las especies menos móviles y más sensibles a los efectos de la fragmentación, sin embargo, puede ser de gran ayuda para continuidad de la superficie y coherencia territorial.

 

Elaborar el diseño de una vía de tal forma que no se intervengan los cauces naturales suena ideal y puede funcionar en otros países; no obstante, debemos ser conscientes de la topografía de nuestro país, la cual implica atravesar montañas llenas de cuencas hidrográficas para poder conectar unos centros poblados con otros. Adicionalmente, los términos de referencia para la elaboración de los Estudios de Impacto Ambiental son enfáticos en incluir las medidas de manejos necesarias para prevenir, mitigar, controlar y compensar los impactos relacionados con la afectación de los cuerpos de agua, por lo que el proyecto de ley no plantea nada diferente a esto.

 

Por último, la inclusión en la interventoría de un profesional en representación de la comunidad, podría llegar a ser una evaluación subjetiva del desarrollo del proyecto, por lo que no se considera pertinente. Para esto existe el proceso de participación de la comunidad previo al otorgamiento de la licencia ambiental, en el que se evalúan los impactos y se socializan y definen las medidas del Plan de Manejo Ambiental, cuyo cumplimiento es verificado además por la autoridad ambiental competente.

 

 

Analizando los requisitos que plantea el proyecto de ley y las exigencias que actualmente realizan las autoridades ambientales a estos proyectos, queda claro que el componente ambiental debe incluirse desde la fase de diseño del proyecto vial, pues es importante contar con información rigurosa de los componentes biótico, abiótico y social que permita posteriormente adoptar medidas coherentes de gestión en los Estudios de Impacto Ambiental.

Please reload

Follow Us